Yo soy la Cabeza de la Iglesia.

Jesús Amor
Mi bienamada que amo, yo estoy en ti. Tú estás en mi Santa Presencia. Yo amo a todos mis hijos. Ustedes dicen ser católicos, protestantes, ortodoxos o de otras religiones; ¿no saben que todos ustedes son mis hijos? Yo soy el único Dios.

Hijos míos, yo no soy un Dios para algunos y un Dios diferente para otros. Yo soy el único Dios. No tengo dos maneras de amar, dos maneras de suscitar el amor en ustedes. Yo soy el único Amor. Mi Vida es la que ha sido ofrecida por todos ustedes, hijos míos.

Algunos se dicen mejores, sea porque ellos están más cerca de la doctrina de Dios, o porque son bautizados, o porque pertenecen a un círculo de hijos que han estudiado la Biblia, o por principio, o por nacimiento. Soy únicamente yo, hijos míos, que estoy en ustedes, que conoce a mi Padre del Cielo, que estoy unido a él. Quien conoce a mi Padre, me conoce.

Ustedes, hijos míos, que están divididos por sus leyes, los quiero a todos en mí, en mi Iglesia Mística. Yo soy la Cabeza de la Iglesia; todos ustedes, sin excepción, son mis miembros.

¿Voy a quemar un brazo que no responde a mi doctrina? Si ustedes me aman, o si ustedes son paganos y que no me conocen sino que por medio de mis hijos, ¿debo rechazarlos cuando ustedes me dieron de beber, de comer, vestido, cuidados? No, hijos míos, yo no los rechazaré. Está escrito: “Todo lo que harám a los más pequenos de los míos, es a mí que lo han hecho.” Sí, todos ustedes son mis hijos, de todas las maneras y de todos los modos.

Hijos míos, si todos ustedes se aman, soy yo, Jesús, al que aman. Yo soy la Vida en ustedes, hijos míos. En donde hay amor, estoy presente. No puedo abandonar a mis hijos que me aman.

Entre ustedes ¿cuántos observan las reglas de la religión, de su religión, cuando ustedes no se aman entre sí? Reflexionen, hijos míos. Cuando ustedes me rezan, lo que yo quiero escuchar son palabras verdaderas. Díganme estas palabras. Ámense los unos a los otros como yo los amo. Yo estoy aquí con ustedes, en ustedes, por medio de mi Espíritu Santo. Yo vivo, estoy vivo.

Hijos míos, el Amor no tiene fronteras. El Amor soy yo, Jesús. Yo los amo y los quiero a todos reunidos en mí, en una sola religión, en una sola Iglesia. Mi Iglesia. Yo soy la Iglesia; hijos míos ustedes son mi Iglesia.

¡Prepárense, el tiempo está tan cerca! Vengo a reinar en sus corazones, en el corazón de cada uno de ustedes. ¡Cómo los amo hijos míos! Sean hijos de la luz que brilla en este tiempo de tinieblas.

Todos dirán de ustedes: “Eh aquí los hijos que se aman; amémonos nosotros también, para ser hijos da la luz.” Sí, hijos míos, de Jesús. Ustedes, hijos míos, tendrán la vida eterna si dicen a la Vida. La vida eterna está ahí, lista a entrar en ustedes. Yo soy la Vida. Quien muere a sí mismo tiene la vida que es mi Vida. YO SOY está ahí desde siempre. Siempre será la Vida.

Les pido de reflexionar bien, hijos míos. ustedes tendrán que responder muy pronto. Bendita tú, hija mía. Te amo. Amen.

Fuente: Amor para todos los míos, Jesús Volumen 1, mensaje n° 97 de 15 de mayo de 2001. Por La hija del sí a Jesús, Les Éditions FJ Libro editado (en francés) en Sherbrooke, Canadá, versión traducida al español por Sabino y Sulema Alas.

Anúncios

0 Responses to “Yo soy la Cabeza de la Iglesia.”



  1. Deixe um comentário

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s





%d blogueiros gostam disto: